Historia

El Centro Psicopedagógico Ozama nació el 1 de mayo de 1975 como la primera institución preescolar de la Zona Oriental. Fue fundado por la Lic. Josefina Minier. En aquel entonces era solo un preescolar de 45 estudiantes, luego el 1ero de febrero del año 1994 pasa a manos de la Lic. Rita Polanco Espinal, a quien se le presentó la oportunidad de comprarlo con la condición de mantener el nombre del centro.

A lo largo de los años el CPO pasó de ser un preescolar de 45 estudiantes a un centro educativo integral que abarca los niveles desde Párvulo hasta 4to de secundaria con un total, para el año escolar 2018-2019 de 730 estudiantes.

La meta como institución era satisfacer la necesidad de las familias de esta zona de tener a su alcance un centro de educación de calidad que pudiera mantener una dualidad entre la excelencia académica, tanto en el idioma español como en el inglés, así como formar jóvenes con un alto criterio de la importancia de los valores éticos y morales de nuestra sociedad.

El proyecto inició en su actual establecimiento, ubicado en la calle Ramón Marrero Aristy #24, En. Ozama, ofertando el nivel inicial y básico. Poco a poco se ha ido enriqueciendo la infraestructura, agregando solares aledaños al plantel.

En poco tiempo ha pasado de ser una institución de gran prestigio en la comunidad de Santo Domingo Este, reconocido desde sus inicios por la Secretaria de Estado de Educación (SEE).

El Centro Psicopedagógico Ozama tiene como lema “formando en el presente los líderes del futuro”, lo cual es asumido en su quehacer diario por todos los actores que participan en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

El colegio ofrece una educación orientada a la diversidad de filosofía ecléctica y en el respeto individual del ser humano. Aunque en las aulas se congregan básicamente estudiantes de la misma cultura, existe una minoría de estudiantes extranjeros los cuales se han adaptado a su sistema de forma armónica, apoyados por un equipo de maestros y gestores capacitados tanto profesional como moralmente, haciendo del centro una gran familia preocupada por el aprendizaje académico, crecimiento emocional, social y espiritual de los estudiantes.

La disciplina se muestra como el valor institucional más destacado del centro, la cual es asumida por todos los actores que constituyen la comunidad educativa, en especial por estudiantes, maestros y gestores. En este marco, podemos referenciar grandes logros, basados en el respeto, la paz y la reflexión.

Las clases son dinámicas, creativas y flexibles, orientadas a lograr aprendizajes significativos a través de los diferentes métodos y actividades realizadas, tales como: actividades grupales, proyectos, exposiciones, excursiones con fines educativos, concursos, centros de interés, competencias, etc. Asimismo la dirección del centro se mantiene en un constante accionar para la mejora continua de todos los procesos del centro.

Una ventaja competitiva del centro es su amplio plantel y su destacado rol en los deportes como cheerleader, natación, volleyball, basketball, football, y ajedrez. El Centro participa en intercambios deportivos con otros centros de la comunidad y en ferias culturales por igual.

El CPO es una organización dedicada a la formación innovadora y desafiante de sus estudiantes en el nivel de educación inicial, básica y media.

Sustentada en la aprehensión de un sistema de valores morales y éticos basados en servicios a la comunidad nacional y compresión internacional, promoviendo en sus estudiantes un alto nivel de solidaridad humana, amplitud de mente y pensamiento crítico, la diversidad global, una conciencia ambiental, y seres amantes y orgullosos de su identidad, deportivamente competitivos y capaces de desarrollar habilidades de liderazgo incluyendo la integridad, la equidad, la responsabilidad y la auto-disciplina.

El centro motiva a cada estudiante a la búsqueda de la excelencia en sus logros académicos y extracurriculares, a través de un programa monolingüe con altos niveles de exigencia, y una sólida preparación para universidades nacionales e internacionales, que les permitan asumir retos en una sociedad cada vez más competitiva.

Para esto se cuenta con el apoyo de un personal docente de la más alta calidad humana vocacional y académica, capaces de mostrar un gran equilibrio físico, mental y emocional; dispuesto siempre a la superación profesional a través de una constante capacitación y la búsqueda de innovación pedagógicas y tecnológicas que conduzcan el proceso de enseñanza aprendizaje hacia la excelencia.